La Junta aportará 31 hectómetros cúbicos de agua para regadío y abastecimiento en La Axarquía

La consejera de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural, Carmen Crespo, ha participado en la colocación de la primera piedra de las obras de emergencia de la conexión del tratamiento terciario de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Rincón de la Victoria (Málaga) con los regadíos del Sector 8 del Plan Guaro. Este acto de inicio de las obras ha contado también con la presencia, entre otras personas, del presidente de la Diputación de Málaga y alcalde de esta localidad malagueña, Francisco Salado.

En su intervención, Carmen Crespo ha explicado que el Gobierno andaluz invierte cerca de 15,3 millones de euros en esta actuación, que supone la instalación de alrededor de 10 km de conducciones para poder aportar recursos adicionales a los agricultores de Rincón de la Victoria y Vélez Málaga. En concreto, esta iniciativa sumará a la zona 3,1 hm3 de aguas regeneradas adicionales que vendrá a completar los hectómetros ya logrados con los terciarios ya concluidos de Torrox y Vélez Málaga. En total, como bien ha apuntado la consejera, “estamos dotando a los regantes con 12 hectómetros cúbicos adicionales de agua”.

Crespo ha añadido que “antes de que finalice 2022 terminarán las obras de tratamiento de terciarios en El Algarrobo, que aportarán 1 hm3 más de aguas regeneradas, y comenzará también el proyecto previsto en El Peñón del Cuervo”, que pondrán a disposición de los agricultores de esta zona más de 9 hm3 de aguas regeneradas, las cuales vendrá a sumarse a los anteriormente especificados.

La consejera ha puesto en valor que, por tanto, las obras que impulsa la Consejería de Agua dotaran en 2023 un total de “31 hm3 más de agua a La Axarquía para el abastecimiento y el regadío” gracias a “la diligencia de un presidente de la Junta de Andalucía que, desde el primer minuto, tenía claro que la sequía no era coyuntural sino estructural” y era preciso trabajar para hacerle frente. Los recursos hídricos a los que ha hecho alusión Carmen Crespo contemplan 21 hm3 de aguas regeneradas para los regantes de La Axarquía y 10 hm3 de agua para abastecimiento de la población malagueña garantizados con las obras ya finalizadas del Bombeo de La Rosaleda y el primer tramo de la Autovía del Agua (6 hm3) y la puesta en funcionamiento de los pozos del río Chíllar (4 hm3).

Por otro lado, la responsable de Agua ha apuntado que desde la Junta se han buscado soluciones que den una respuesta “rápida” a la situación de sequía de La Axarquía y ha valorado la unión de las diversas administraciones y empresas encargadas de los proyectos para “ir hacia adelante”. De hecho, Crespo ha agradecido que el Gobierno andaluz “tiene siempre el apoyo de la Diputación provincial de Málaga, del Ayuntamiento de Rincón de la Victoria y los demás municipios de La Axarquía, de la Mancomunidad y, en este caso, de los regantes de la Junta Central de Usuarios del Sur del Guaro que están demostrando un importante compromiso con la situación actual de sequía que sufre la Comunidad Autónoma”.

De otra parte, es importante destacar que las obras que hoy empiezan van a contar con tres tramos diferenciados que se ejecutarán de forma simultanea para acortar plazos, a fin de que éstos estén finalizados en los ocho meses que se ha establecido por ser una obra de emergencia. La actuación, por tanto, se establece entre la Estación de Bombeo de Aguas Residuales (EBAR) Rincón de la Victoria y la Urbanización El Cañuelo (Chilches Playa, Vélez Málaga); entre Paraje Saramago (Chilches Playa) y Arroyo de Íberos (polígono industrial Los Puertas, Vélez Málaga) y, por último, entre el Arroyo de Íberos y el Sector 8 del Plan Guaro (Almayate Alto, Vélez Málaga).

Por su parte, Francisco Salado ha mostrado el “compromiso absoluto” de la Diputación, del Ayuntamiento de Rincón de la Victoria y de la Junta de Andalucía para solventar los “gravísimos problemas del agua en la provincia” y ha señalado que estas obras posibilitarán un mayor volumen de agua regeneradas a los municipios, agricultores y regantes. “El agua es en un bien muy preciado, que resulta primordial para nuestra economía, tanto para los sectores agrícola y ganadero como para el turismo”, ha explicado el presidente de la Diputación de Málaga, quien ha recordado que la institución provincial ha invertido desde julio de 2019 un total de 16,8 millones de euros en diferentes obras hidráulicas y de saneamiento en la provincia.

De esa cantidad, 10 millones de euros se han dedicado a abastecimiento de agua y han permitido la mejora de las captaciones y las infraestructuras de potabilización, la construcción de nuevos depósitos de agua o el aumento de su capacidad y la sustitución y modernización de las conducciones y redes de distribución con sistemas de control que alerten y eviten pérdidas o fugas. Salado ha apuntado también que, además, hay disponibles otros 15 millones de euros para nuevos proyectos de mejoras de infraestructuras hidráulicas en diversos puntos de la provincia.

Las obras de conexión de los tratamientosterciarios de la EDAR de Rincón de la Victoria con los regadíos del Plan Guaro estás incluidas entre las medidas contempladas en los Decretos de Sequía aprobados por el Gobierno andaluz para hacer frente a la escasez de recursos hídricos y que, en total, conllevan movilizar 141 millones de euros para este fin.

Al margen de los decretos, la consejera ha incidido en que “la provincia de Málaga está en el epicentro de las inversiones a corto, medio y largo plazo que está realizando el ejecutivo andaluz que ya tiene movilizado en esta provincia más de 304 millones de euros de su política hídrica”. A ello, viene a sumar ahora “los 64 millones que establecen los presupuestos de la Junta de Andalucía para el 2023”. Asimismo, Crespo ha comentado que “por supuesto La Axarquía estará muy presente en el Plan S.O.S que acabamos de aprobar”.

Apuesta por la desalación

En cuanto al papel de la Administración central, la consejera ha comentado que ya ha solicitado “una reunión urgente con el Secretario de Estado de Medio Ambiente” para, entre otras cuestiones, reclamar la desaladora prevista para La Axarquía. Carmen Crespo considera que “esta infraestructura hidráulica es fundamental para garantizar el futuro” y opina que “hay que empezar a diseñarla cuanto antes”.

Por último, la consejera ha lamentado que los Presupuestos Generales del Estado de 2023 no contemplen inversión ni para esta actuación ni para la ampliación de la también necesaria desaladora de Marbella. Es por ello, que ha explicado que “se va a seguir trabajando y dialogando con el Ministerio de