Playas malagueñas para descubrir en lo que queda de verano

La provincia de Málaga es un destino preferente para disfrutar del mar y la playa casi todo el año. En sus 175 km de costa encontramos un gran contraste de paisajes y playas de todo tipo: familiares y populosas o prácticamente desconocidas, rocosas o de arena fina, salvajes y urbanas. Hemos seleccionado siete de ellas, desde la costa más occidental a la oriental, que por sus características singulares hacen que la experiencia de tomar el sol y refrescarse en sus aguas sea inolvidable. Tienen un encanto especial.

Publicidad

Playa Ancha

Publicidad

Lo que se conoce como Playa Ancha son en realidad tres playas contiguas del municipio de Casares: la Playa Chica, la de la Sal y la que da nombre al enclave, que es la de mayor extensión.

El tramo que se conoce como Playa Ancha, de un kilómetro de longitud y 50 metros de anchura, es el más concurrido y el que cuenta con más equipamientos, desde pistas de voley-playa a servicios sanitarios. Además, esta playa está adaptada para personas con movilidad reducida.

Un acantilado separa la Playa de la Sal de la Playa Chica y las vistas de esta frontera natural son uno de sus atractivos. La Playa de la Sal, la que presenta un aspecto más salvaje, debe su nombre a las salinas que se construyeron en el siglo XVI junto a la torre vigía de origen nazarí que se levanta en el extremo opuesto al acantilado y que se conoce como la Torre de la Sal o Torre del Salto de la Mora. La Playa Chica es la más pequeña, como hace suponer su nombre, y también la más accesible por la cercanía de la zona de estacionamiento. Es característica su forma irregular, con una anchura que oscila desde los 20 hasta los 50 metros. Abundan las piedras, lo que no impide una gran afluencia de bañistas.

▶ Playa de los Monteros

Una de las playas más tranquilas de Marbella es la de Los Monteros, de arena fina y dorada y aguas poco profundas. La vegetación que la rodea y la vista panorámica que se puede disfrutar de la Sierra Blanca invitan a desconectar de los problemas del día a día. Está muy bien equipada y es muy recomendable para quienes disfrutan practicando actividades acuáticas como kitesurf.

Playa La Luna

Una de las calas de la extensa playa de Calahonda de Mijas es la que se conoce como Playa La Luna. Se accede a ella a través de un túnel, una dificultad que garantiza que esté poco concurrida. También se puede llegar andando desde la próxima playa de Cabopino. Una playa tranquila y de arena fina y oscura donde refugiarse de las aglomeraciones.

Baños del Carmen

Muy cerca del centro de Málaga se encuentra la playa de los Baños del Carmen, delimitada por rocas y de aguas transparentes que permiten disfrutar de la visión de los fondos marinos. Era la zona de baño del célebre balneario inaugurado en 1918 en el que se reunía la alta sociedad malagueña de principios del siglo XX. De las instalaciones del histórico complejo de ocio se conservan la puerta de entrada y el restaurante El Balneario, que ocupa uno de los márgenes de la playa y la separa de otra con un ambiente más bohemio y resguardada por un parque de pinsapos.  Suele tener una ocupación media incluso en las semanas centrales del verano a pesar de ser uno de los enclaves más populares de la ciudad para disfrutar del atardecer y contemplar la puesta de sol.

▶ Playa de Almayate

Una silenciosa playa nudista de 2.800 metros de largo, lo que la convierte en la más extensa de la provincia de estas características. La Playa de Almayate, que pertenece al municipio de Vélez-Málaga, constituye una de las zonas naturistas mejor valoradas del país y, aunque está bastante aislada, cuenta con las comodidades de un camping y un chiringuito reservados para quienes practican el nudismo. Destaca su ambiente tranquilo, ya que está amparada por áreas de cultivo.

▶ Ferrara

Junto al Faro del municipio de Torrox se extiende la amplia playa de Ferrara, con 1.200 metros de largo y 30 de ancho. Se trata de una playa de arena fina y oscura, bien equipada y de fácil acceso. Predomina el ambiente familiar y es una buena elección para disfrutar de la oferta de ocio y restauración que ofrece el paseo marítimo de la localidad axárquica. Próximos al Faro se pueden contemplar los restos de la villa romana Clavicum.

Publicidad